Un masaje para cada zona del cuerpo

masajes relajantes

Para cada tratamiento hay productos específicos pero la mejor manera de complementarlo es con una correcta aplicación.

Las cremas son muy útiles pero si las aplicamos bien lograrán penetrar más rápido y mejor. Lo ideal es un buen masaje ya que activa la microcirculación de nuestra piel.

Veamos una guía práctica de cada parte de nuestro cuerpo para lograr optimizar los resultados.

Índice

    Masajes en el rostro y cuello

    Es necesario para poder nutrir los tejidos con los productos que aplicamos con un masaje correctamente aplicado.

    Nos ayudará a promover la regeneración celular, también a relajar nuestros músculos y aumentará la circulación sanguínea.

    El procedimiento

    • Debemos utilizar un producto específico para nuestra piel.
    • Debemos realizar movimientos suaves y circulares. Partiremos del centro de la frente, luego bajamos hacia las sienes, y regresamos por los pómulos, finalmente subimos por la nariz.
    • Luego el cuello, comenzamos de abajo hacia arriba. Nunca debemos hacerlo al revés, porque eso relajará los músculos.
    • Luego trabajaremos alrededor de los labios, siempre con movimientos suaves. Luego subiremos hacia nuestras mejillas y pómulos.

    Masajes en el pecho

    La firmeza de esta zona depende de que esté bien hidratada y también el fortalecimiento de los músculos en donde las mamas se asientan.

    Una buena ayuda son las cremas específicamente reafirmantes, sin duda ayudan mucho la elasticidad de nuestra piel.

    Los masajes ayudarán mucho a potenciar estos productos, su efectividad sin duda se podrá ver si están acompañados de masajes correctamente dados. Veamos ahora tres simples pasos a tener en cuenta:

    El procedimiento

    • Debemos realizar el masaje utilizando ambas manos en la zona del escote, es desde la zona superior de las mamas hasta abajo de nuestra barbilla.
    • Nuestros movimientos deben ser circulares, recuerda utilizar ambas manos, primero hacia un pecho y luego hacia el otro.
    • Por último debemos recordar que nuestros movimientos siempre deben ser ascendentes y no descendentes.

    Un buen masaje siempre es firme pero no es fuerte. Debemos mantener un ritmo constante, suave, pero no lento.

    Masajes en las piernas

    Muchas profesiones, oficios, trabajos nos demandan muchas horas de pie o sentadas ocasionando problemas circulatorios, hinchazón, varices, formación de celulitis, etcétera.

    La pregunta es: ¿Por qué es necesario?

    El masaje nos sirve para mejorar la circulación y para ayudar a eliminar el exceso de líquido y también combatir el cansancio.

    ¿Cómo debemos realizarlo?

    • Debemos colocar las piernas en alto y hacer los masajes en forma circular y suaves. Siempre deben ser ascendentes, desde el tobillo o la rodilla hacia la cadera.
    • Los tobillos y las rodillas los debemos masajear en círculos.
    • Debemos recorrer toda la pierna con nuestras manos y la presión debe ser ligera.

    Para combatir la celulitis es muy importante ya que ayuda a evitar que se siga acumulando grasa en la zona y ayuda a mejorar su aspecto.

    En qué consiste el masaje rápido

    Muchas veces el trabajo y el estrés que provoca la vida cotidiana tiene como consecuencia efectos físicos, como por ejemplo la aparición de dolores molestos como las contracturas u otros bloqueos musculares.

    Disfrutar de un masaje siempre ayuda a combatirlos, aunque a veces no dispongamos del tiempo necesario para largas sesiones.

    La técnica del masaje rápido tuvo su origen en Japón; allí hay más de 100 clínicas que se dedican exclusivamente a la aplicación de este método. Hoy en día se ha extendido por todo el mundo; en los EEUU y en Europa también se lo conoce como «Masaje Express» o «Masaje Ejecutivo».

    Se aplica con el receptor sentado boca abajo en una silla ergonómica, que mantiene las piernas flexionadas y las rodillas, los brazos y la cabeza apoyadas en unas zonas acolchadas. Esta posición permite al masajista acceder sin dificultad a las zonas a tratar, concentradas en espalda y cuello.

    La duración de una sesión puede oscilar entre los 15 y 30 minutos, dependiendo de la elección del cliente.

    Durante este intervalo de tiempo se utilizan técnicas orientales y occidentales, que se combinan entre sí para conseguir la mayor efectividad en el menor tiempo posible.

    Los problemas más comunes que suele tratar este tipo de masajes son: tensión en el cuello, dolor de la espalda baja o inflamaciones musculares.

    El masajista estira y flexibiliza la musculatura, descontracturando las zonas tensas y doloridas y produciendo una sensación de bienestar y relax.

    Masaje rápido para embarazadas

    Ahora veremos cuales son sus beneficios principales, y cómo afecta positivamente a las embarazadas.

    En cuanto a los beneficios directos, estos masajes ayudan a aliviar el estrés físico y mental, pero también aporta otras ventajas.

    Relaja el sistema nervioso y reduce la tensión muscular, que puede acabar derivando en dolores crónicos. Al activar la circulación sanguínea favorece un mayor dinamismo físico y más agilidad mental.

    Además este cambio de ritmo renueva las reservas de energía y esto ayuda a reforzar el sistema inmunológico.

    Además de las técnicas más comunes que ya hemos explicado, ofrecen masajes rápidos específicos, por ejemplo para embarazadas.

    Este tratamiento reduce la tensión corporal de origen hormonal y contribuye al bienestar físico y emocional de las futuras mamás.

    Pero la rapidez no sólo es ya patrimonio de los masajes, sino que se pueden recibir otro tipo de tratamientos, corporales en este formato de sesión breve.

    La rutina, tanto si requiere de gran esfuerzo físico como si supone estar sentado durante largas horas, puede llegar a empeorar algunas desórdenes musculares o problemas en las articulaciones. Esto puede traducirse en un menor rendimiento y capacidad de concentración.

    Hacer un alto en el trabajo diario para ser tratado por un masajista aporta una sensación de bienestar que ayuda a afrontar con energía renovada las tareas cotidianas.

    Masaje relajante con chocolate en Huaria

    No sólo es un manjar que a todas las mujeres nos encanta saborear; el chocolate además, es una de las armas más óptimas para preservar nuestra belleza.

    Sucede que tiene diversas propiedades beneficiosas para el organismo, ya que funciona como desintoxicante, reafirmante y ayuda a adelgazar.

    Es por eso que ahora los mejores centros de estética y masajes ofrecen a todo el público la opción de realizar diversos tratamientos en base a chocolate.

    Uno que particularmente me ha llamado la atención es el que ofrece el centro de Huaria ; se trata de un masaje relajante con chocolate.

    A través de esta sesión de unos 60 minutos, te servirá para terminar con la tensión, el cansancio, el estress, limpiará tu piel y saldrás totalmente renovada, con la vitalidad que necesitabas para seguir con tus obligaciones cotidianas.

    Según experiencias de muchas personas que se hicieron este masaje, la piel además te quedará muy suave al tacto, y con olor a chocolate que seguramente encantará a tu pareja.

    Si quieres una sesión podrás sacar turno de la manera más simple, a través de Internet o telefónicamente.

    Te recomendamos que el día de la cita te presentes unos 5 minutos antes para evitar todo tipo de retrasos, y que antes te comuniques telefónicamente para confirmar tu asistencia.

    Además de ser un mimo personal, también es un excelente regalo para algún ser querido. Cuéntanos tu experiencia!.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información