Remedios caseros contra los piojos

cremas blanqueadoras para aclarar la piel

Hay algunas cosas que debemos saber antes de dar recetas para solucionar el problema.

En primer lugar la pediculosis no se relaciona con una mala higiene, como mucha gente piensa. Es más, hay estudios que respaldan la idea de que en los cabellos más limpios, la frecuencia es aún mayor.

Tenemos que asumir la idea de que es casi imposible que nuestros niños no se contagien. Por lo tanto, se trata de un combate permanente. Si en el colegio se da importancia al problema y se hacen los controles necesarios, mucho mejor.

En plaza se venden muchos productos. El problema es que muchos de ellos tienen una toxicidad relativamente peligrosa y pueden producir alergias importantes en niños predispuestos. Los piojos han adquirido resistencia a muchos de estos productos, y la eficiencia es por lo tanto baja.

Una buena higiene no solo no evita el problema, sino que parece estar demostrado que los piojos prefieren las cabezas más limpias.

Hay que tener claro que eliminar el piojo adulto no resuelve el problema, si quedan los huevos (liendres) en el pelo. Es solo cuestión de días para que esos huevos eclosionen y el problema siga igual o peor.

Como las liendres se adhieren al pelo fuertemente con un pegamento natural, es muy importante conseguir desprenderlas. Para eso, una solución mitad vinagre y mitad agua tibia soluciona el problema.

Lo aplicamos sobre el cabello mojado, limpio y previamente peinado. Pasamos el peine fino, con el cabello bien mojado con la solución de vinagre. Hay que tener mucha paciencia y repetir el tratamiento las veces que sea necesario.

Es importante tener en cuenta que los tratamientos naturales son efectivos pero deben aplicarse de un modo consistente en el tiempo. La vigilancia y tratamiento precoz de la infestación es muy importante.

Un remedio muy simple es usando aceite de oliva. Simplemente distribuimos 5 cucharadas del aceite en el cuero cabelludo y colocamos una gorra de baño.

Dejamos actuar varias horas (hacerlo en la noche es ideal) y retiramos luego con un buen lavado. Pasar el peine fino es un paso ineludible.

Se puede aumentar la eficiencia de ese tratamiento si al aceite de oliva le agregamos unas cuantas gotas de aceite esencial de lavanda o de eucalipto. En lo personal, siempre lo uso de esta forma, con lavanda.

Una loción muy simple y barata se prepara con una infusión de eucalipto. Se ponen unas cuantas hojas en un litro de agua hirviendo y dejamos enfriar.

Luego agregamos el zumo de un limón grande. Colamos y aplicamos sobre el cabello, dejando una hora con gorra de baño.

Como ven, complementariamente estos tratamientos son excelentes para el cabello, dado los productos que se usan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información