Recetas caseras para fortalecer el cabello y evitar su caída

agua micelar

Vamos a dar unas cuantas recetas para fortalecer el cabello y sobre todo para los casos en que hay una evidente caída.

Pero hay que tener en cuenta que el cabello se cae de un modo más acentuado en diferentes momentos del año.

Además es importante tener en cuenta que una debilidad en el mismo que aparece de un modo repentino puede mostrar algún problema en nuestra salud, por lo que recurrir al médico para descartarlo es un paso importante. Una buena alimentación es fundamental para tener un cabello saludable.

Un buen masaje con aceite de oliva, antes del lavado puede ayudar mucho. Simplemente hay que dejarlo unos minutos y retirar con el shampoo.

Existen algunas plantas que pueden ayudar mucho. Las principales son: berro, albahaca y ortiga verde. Con cualquiera de esas tres podemos preparar tratamientos, pero tener en cuenta que hay que elegir una sola, no es con las tres a la vez.

Se puede hacer de dos maneras. La primera es poniendo en la licuadora una taza de hojas de cualquiera de las tres plantas, bien cortadas, con un poco de agua.

Licuamos hasta que quede homogéneo. Antes del lavado normal, hay que colocar esa mezcla en el cuero cabelludo, con un buen masaje y dejar actuar media hora. Luego se retira con el lavado. Se debe repetir varias veces por semana.

Como el licuado no es agradable para todo el mundo, se puede acudir a la siguiente opción. La misma cantidad de hojas de esas plantas, las ponemos a hervir.

Dejamos que se enfríe y que descanse varias horas. Luego la colamos y ya está lista para aplicar.

Índice

    Aumentar el crecimiento del cabello: recetas caseras y consejos

    La buena salud del cabello influye enormemente en nuestra apariencia, y en muchos casos, en la autoestima. Un cabello descuidado y quebradizo nunca luce bien.

    Sin embargo, sin invertir grandes sumas de dinero, se puede solucionar con facilidad. Simplemente hay que seguir algunos consejos y aplicar algún tratamiento casero.

    Mantener la buena circulación en las raíces es un punto importante. Tener como norma masajear el cuero cabelludo, en forma regular, con firmeza y suavidad es el primer consejo.

    Unos pocos minutos cada noche alcanza. Además, tiene un efecto relajante. Hay que tener cuidado con los productos que se aplican, usar sólo los de buena calidad (que no quiere decir los más caros).

    Esto aplica también al cepillo, que debe ser de cerdas suaves. Cada mañana, pasar el cepillo unas 50 veces por el cabello, sin tironear ni usar demasiada fuerza, da muy buenos resultados.

    La primera receta de tratamiento es más que simple. Basta con medio vaso de agua y un par de hojas de malva. Solamente es necesario licuar, y ya está listo.

    Lo aplicamos sobre el cuero cabelludo, dejamos media hora y lavamos normalmente. Repetir cada semana.

    La segunda receta os sonará un poco sorprendente, pero es excelente. Necesitamos una hoja de aloe, una cucharada de aceite de oliva, un huevo, una cebolla mediana, un ajo y una cucharada de miel.

    Cortamos la hoja de aloe y retiramos el contenido de su interior, que es algo gelatinoso. Precisamente eso es lo que usaremos.

    A esa especie de gelatina le agregamos los demás ingredientes y licuamos. Hay que aplicar esta mezcla sobre el cuero cabelludo, proteger con una gorra y dejar actuar toda la noche. A la mañana siguiente lo retiramos con un buen lavado.

    Más tratamientos para la caída del cabello

    En especial les decimos que no se desespere, hay que tener en cuenta que hay un aumento normal de la caída del cabello en forma periódica, lo que probablemente sea lo que le está ocurriendo.

    En cambio, si se nota que la caída se limita a una sola área, determinando una zona sin cabello, es importante acudir al médico, ya que este tipo de problemas se solucionan rápidamente con tratamiento médico. Por lo tanto, a no asustarse y probar estas recetas caseras que ayudarán en mucho a minimizar este problema.

    Con lechuga y manzana se puede hacer una loción que se aplica dos días consecutivos, y se repite a los 10 días, por el tiempo necesario.

    Simplemente necesitamos varias hojas de lechuga fresca y bien lavada, las hervimos con un poco de agua. dejamos enfriar y mezclamos con el jugo de media manzana.

    Aplicamos con un masaje sobre el cuero cabelludo y dejamos 15 minutos. Enjuagamos bien y repetimos como indicábamos al principio.

    Con aloe vera o sábila se puede hacer un tratamiento muy simple. Sólo tenemos que obtener el interior de una hoja de la planta, retirando con un cuchillo las espinas y todo el recubrimiento.

    Esa pulpa, que es muy jugosa, la licuamos con agua (muy poca). Esto lo agregamos al shampoo cuando nos lavamos.

    Quiere decir que no lo agregamos al frasco y almacenamos así, solamente hay que guardar el aloe licuado en la heladera, y mezclamos con la cantidad de shampoo que vamos a usar cada vez.

    Alcanza para varios lavados. Da un brillo muy especial y estimula el crecimiento.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información