Cómo fabricar una loción para las manos

exfoliantes caseros

Mantener la salud y la belleza de la piel de nuestras manos no es tarea simple si trabajamos con ellas. Es mi caso,  ya que muchas veces las tareas de bricolaje deterioran la piel de un modo importante.

Para fabricar esta loción necesitaremos solamente limón, glicerina y agua de rosas. Estos dos últimos elementos se consiguen en droguerías o perfumerías grandes.

Colocamos en un recipiente adecuado 50 cc de glicerina y 50 cc de agua de rosas. Exprimimos un limón hasta obtener igual cantidad (50 cc) y lo colamos muy bien.

Agregamos este elemento y agitamos fuertemente. Antes de cada uso es importante volver a agitar.

Una vez al día, nos aplicamos la loción sobre las manos limpias y masajeamos bien. Si perseveramos se notarán los cambios con seguridad.

El consejo: cada 10 días, entibiar apenas un poquito de aceite de oliva y aplicar sobre las manos con un masaje.

Índice

    Cómo fabricar una crema para las manchas de las manos

    Las manchas de las manos pueden deberse a muchos motivos, por lo que consultar a nuestro médico de confianza es una medida que tenemos que tomar siempre en todos los casos.

    Algunos factores, como la edad, tienen una gran influencia en la aparición de estas feas manchas.

    Si una vez que hemos consultado a nuestro médico,  éste descartó cualquier motivo orgánico, podemos intentar mejorar con una crema casera.

    Como en todos los casos de máscaras o cremas que os recomiendo, la elaboración es simple y el costo es de verdad muy bajo.

    En este caso los ingredientes los tenemos en la cocina, sin necesidad de ir a una droguería. Necesitamos pepino, perejil, limón y aceite.

    Algunas personas usan aceite de germen de trigo. En particular prefiero el de oliva, pero recordando que puede no prescindirse de este ingrediente.

    Licuamos un pepino de tamaño medio junto con el jugo de medio limón. Agregamos el perejil algo picado, pero más bien grueso, ya que estamos procesando todos los ingredientes.

    Por ultimo se agrega el aceite. Dejamos que se forme una pasta bien pareja. Si no tenemos licuadora, con un mortero y mucha paciencia logramos igual resultado.

    Esta pasta se coloca sobre la piel de las manos y se deja 20 minutos. Lavamos luego con agua tibia.

    Lo fundamental es la constancia, ya que para ver resultados el procedimiento debe repetirse tres veces por semana. Cada vez que lo vamos a usar tenemos que prepararlo, ya que no conviene almacenarlo.

    Tratamiento casero para las manos ásperas

    Para quienes amamos el bricolaje, es una realidad constante que en muchos de estos trabajos la piel de nuestras manos se daña de alguna forma.

    Al menos en mi caso, cuando trabajo con madera, sobretodo cuando se trata de lijar, limpiar y pintar una superficie, al terminar siento que quien necesita un lijado son mis manos.

    Si usara guantes las cosas serían diferentes, pero tengo la mala costumbre de usarlos solamente cuando hay cuestiones de seguridad.

    En los demás casos, estropeo mis manos con todo entusiasmo. Claro que tengo una fórmula para reparar el daño.

    A esta altura, quienes siguen mis trabajos ya tienen una buena droguería de confianza. Los elementos que vamos a usar se compran ahí.

    Necesitaremos 50 gramos de parafina de uso cosmético (este punto es clave, no se puede usar otra parafina); 50 cc de aceite de palta y 6 gotas de aceite esencial de benjuí.

    A baño María disolvemos la parafina de uso cosmético, dejamos enfriar (queda espesa) y reservamos. En otro envase mezclamos muy bien ambos aceites y dejamos aparte.

    Aplicamos directamente sobre las manos los aceites, con un buen masaje. Sin retirarlos aplicamos la parafina con un pincel. Notaremos que a los 15 minutos se solidifica.

    La dejamos ese tiempo y retiramos completamente. Solamente nos resta hacer un nuevo masaje con los aceites.

    Este tratamiento se puede repetir en forma periódica de acuerdo al estado de la piel de nuestras manos. Por supuesto que no lo haremos si la piel está lastimada con cortes o raspaduras profundas.

    Les aseguro que los resultados son más que satisfactorios.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información