Cómo hacer cremas caseras para quemaduras

Cómo hacer cremas caseras para quemaduras

Cualquier descuido en casa puede traer un verdadero dolor de cabeza, en realidad una terrible quemadura.

Estas lesiones son provocadas cuando la piel se daña cuando entra en contacto con alguna fuente de calor que trae como consecuencia dolor extremo, ampollas e inflamación en la zona afectada.

En casos más graves las quemaduras pueden dañar capas profundas de la piel provocando infecciones y dejar cicatrices que se prolongarán en el tiempo.

Si la quemadura es leve, es posible utilizar cremas y geles especiales para ayudar a aliviar los síntomas.

Por suerte, hay remedios caseros que son muy útiles para curar este tipo de males. En este artículo vamos a compartir más información sobre cremas caseras para quemaduras en la piel.

Índice

    Cómo hacer una pomada casera para quemaduras con aloe vera y caléndula

    Una excelente crema natural para combatir las quemaduras es la que contiene aloe vera y caléndula.

    El gel que incluye la planta de aloe vera ofrece una buena cantidad de agua y sustancias antioxidantes, esto ayudará notablemente a cicatrizar las heridas y dar prevención a posibles infecciones.

    Además, las flores de caléndula contiene aceites esenciales y flavonoides que brinda propiedades antinflamatorias para paliar el ardor y las ampollas.

    Si desean preparar una crema casera para quemaduras con aloe vera y caléndula estos son los pasos a seguir:

    Ingredientes

    • 100 gr de aloe vera en gel.
    • 30 gr de flores de caléndula.
    • 1 pedida de aceite de germen de trigo.
    • 50 gr de aceite de almendras.
    • 1 medida de lecitina de soja.
    • Agua.

    Preparación

    Añadir las flores de caléndula junto con el aceite de almendras en un bol mediano que pueda resistir altas temperaturas. Poner a macerar los ingredientes hasta 70 grados, prestar atención hasta ver que las flores se resecaron.

    Al mismo tiempo, sumar 1 medida de lecitina de soja junto con el doble de agua en un recipiente y calentar los ingredientes a fuego moderado. Luego revolver todo el preparado hasta lograr una emulsión bastante espesa.

    Cuando las flores de caléndula se maceró, quitar los restos y añadir el aceite que se obtuvo junto con una medida de aceite de germen de trigo a la lecitina emulsionada sin parar de mezclar los ingredientes.

    Una vez que el preparado se mezcló correctamente, quitar el bol del fuego. Esperar hasta que llegue a una temperatura ambiente y sumar 1/2 vaso de gel de aloe vera al preparado y revolver con paciencia hasta obtener una crema homogénea.

    Guardar la mezcla en un recipiente especial para cremas y después meterlo en la heladera. Finalmente ya tendrán listo la pomada casera para quemaduras.

    Cuando la crema casera esté fría, agarrar un poco con las manos y llevar el remedio sobre el área afectada realizando masajes circulares y muy suaves hasta que el producto se absorba.

    Usar este remedio casero por lo menos 2 veces al día hasta que los rastros de las quemaduras desaparezcan.

    Crema casera de arcilla blanca, lavanda y aceite de árbol del té para quemaduras

    Otra propuesta interesante para crear una verdadera crema natural para quemaduras es la que se prepara con arcilla blanca, aceite de lavanda y aceite de árbol del té.

    La arcilla blanca se emplea frecuentemente en diferentes preparados medicinales ya que ofrece poderosos minerales que cuentan con propiedades calmantes y antiinflamatorios para mejorar el proceso de cicatrización de las quemaduras.

    Además, el aceite esencial de lavanda como también el árbol del té cuentan con propiedades antisépticas para curar las heridas y evitar posibles infecciones.

    A continuación vamos a compartir todos los ingredientes necesarios para que puedan preparar una crema casera para quemaduras con arcilla blanca, lavanda y aceite de árbol de té.

    Ingredientes

    • Tres medidas medianas de arcilla blanca en polvo.
    • Aceite de caléndula.
    • Cinco medidas pequeñas de aceite esencial de lavanda.
    • Cinco medidas pequeñas de esencia de árbol del té.
    • Cinco medidas de aceite esencial de manzanilla.

    Preparación

    Añadir en un recipiente mediano, 3 medidas medias de arcilla blanca en polvo junto con el aceite de caléndula. Es importante medir muy bien la cantidad que se necesita ya que necesitarán lograr una pasta cremosa.

    Después, sumar en el mismo cuenco, lo que queda del aceite esencial y revolver con paciencia todos los ingredientes hasta que queden diluidos por completo.

    Cuando ya tengan la crema casera terminada, sumarla  a un frasco especial y guardarla en la heladera para que se utilice cuando sea necesario.

    Si la crema esté fría, aplicar sobre la zona afectada con la ayuda de pequeños masajes circulares hasta que se absorba por completo.

    Usar esta crema casera por lo menos una vez al día y como máximo 2 veces, hasta ver que hay una mejora considerable en la quemadura.

    Crema casera para las quemaduras de miel, ajenjo y malvadisco

    Si las propuestas anteriores no te parecieron interesantes, nos queda compartir una más, se trata de la crema casera para quemaduras con miel, ajenjo y malvadiscos.

    La miel es perfecta para lograr una correcta humectación, además el ajenjo y el malvadisco son productos naturales con propiedades antinflamatorias que alivian los dolores por las quemaduras.

    Ingredientes

    • 1/2 medida de miel casera.
    • Seis medidas de aceite de oliva.
    • Dos medidas pequeñas de ajenjo.
    • Dos medidas pequeñas de consuelda seca.
    • Dos medidas pequeñas de raíz de malvadiscos.

    Preparación

    Sumar las cantidades recomendadas de ajenjo, malvadiscos y consuelda en algún bol que tengan en su casa y añadir un poco de aceite de oliva.

    Cerrar el recipiente con una tapa y dejar reposar durante 1 día para que las plantas se maceren correctamente.

    Una vez listo, quitar los restos de las plantas y conservar en aceite.

    Agregar en una olla, la miel casera y el aceite de las diferentes hierbas y revolver unos minutos hasta que todo quede mezclado.

    Sumar el preparado final en un frasco para cremas y esperar que se enfríe.

    Ahora, aplicar la crema casera fría en la zona problemática de la piel con la ayuda de un suave masaje.

    Usar este remedio natural dos veces por día toda la semana hasta que las quemaduras desaparezcan.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información