Cómo hacer una rutina facial completa

rutina facial completa

Obtener una piel sana y sin imperfecciones, significa tomarse el tiempo para cuidar y comprender las necesidades y peculiaridades de nuestra piel. ¡Te regalamos unos tips!

Lucir un rostro impecable requiere tiempo y dedicación. Si la rutina del cuidado facial es importante hasta ahora, lo es aún más el uso de mascarillas como medida para prevenir la propagación del COVID-19.

La mascarilla mantiene la transpiración en la piel y se frota sobre ella, lo que aumenta la secreción de sebo. La solución no es más que dedicar más tiempo y energía a nuestra piel.

A la hora de elegir productos de "belleza", uno de los principales aspectos que debemos tener en cuenta es comprender cómo es nuestra piel y cuáles son sus necesidades.

¿Sabes qué productos no pueden faltar en tu rutina de cuidado facial? ¡Te lo contamos!

Índice

    Limpieza

    En primer lugar, lo primero que debemos hacer es limpiar la piel del rostro para eliminar los restos de maquillaje y suciedad durante el día.

    Para ello, contamos con una variedad de productos. Agua micelar, toallitas desmaquillantes, aceite, leche o gel limpiadora.

    Según los expertos, si quieres utilizar agua micelar, debes utilizar un tónico, que equilibra el pH de la piel, cierra los poros, refresca y elimina los restos de productos desmaquillantes.

    Para completar el proceso de limpieza, puede optar por utilizar una mascarilla. Aunque este es un paso importante para completar el proceso de limpieza, lo cierto es que los profesionales no recomiendan limpiar todos los días, sino limpiar de vez en cuando.

    Exfoliación

    Según los profesionales, la exfoliación es un paso que no es necesario realizar todos los días. Este es un proceso para eliminar las células muertas de la piel.

    Puedes encontrar exfoliantes en forma de cremas, mascarillas o leche.

    Hidratación

    La hidratación es el paso más importante en su rutina de cuidado facial. Esta es la forma básica de mantener nuestra piel y se puede hacer utilizando sueros o cremas hidratantes tradicionales.

    La diferencia entre suero y humectante está solo en la concentración del ingrediente activo, en el caso del suero, la concentración del ingrediente activo es el doble que en la forma humectante tradicional.

    La protección solar es uno de los principales aspectos a los que debes prestar especial atención a la hora de elegir una crema hidratante, y en muchos casos no se hace. Independientemente de la época del año, los profesionales recomiendan usar protector solar para hidratar.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información