Cómo hacer gel fijador para el cabello

Cómo hacer gel fijador para el cabello

La más simple de todas: prepara gelatina sin sabor, es la que se usa en la cocina. Por supuesto que eliges aquella que no tiene colorante. Te peinas con esa preparación que has distribuido en el cabello, y te dará fijación y brillo.

La segunda es también muy simple. En una taza con agua tibia, debes trozar con las manos los pétalos de claveles rojos.

Se formará una especie de gelatina que es el fijador. Cuantas más flores uses, con más facilidad se formará el gel necesario.

La tercera receta requiere de una visita a la droguería para comprar algunos ingredientes, pero tiene la ventaja de que obtendrás una cantidad interesante, y dura tres meses de uso efectivo (luego de este período, podemos considerar que ha caducado).

Necesitas comprar: trietanolamina ( 80 gramos), carbopol (15 gramos), alcohol desnaturalizado ( 50 ml) y esencia vegetal con el correspondiente colorante, según tu gusto. Antes de empezar recuerda ponerte guantes y protección ocular.

En un recipiente con una taza de agua hervida (pero ya fría) debes verter el carbopol, pasándolo por un colador y agitando mientras lo viertes.

Mientras bates con fuerza, agregas la trietanolamina. Ahora puedes ayudarte con un batidor a baja velocidad, por un minuto.

Sin dejar de batir se agrega el alcohol y luego la esencia y colorante. No olvides al envasarlo, poner la fecha de elaboración.

Se aplica en el pelo húmedo o seco.

Índice

    Cómo hacer un revitalizador para el cabello

    Veremos dos tratamientos para devolver la vida a nuestro cabello. El primero es sumamente simple, más que nada es un truco.

    En un recipiente adecuado debemos calentar media taza de aceite de oliva. Solamente es necesario entibiarlo.

    Con esa temperatura agradable, lo colocamos sobre el cabello, dando un masaje en el cuero cabelludo. Envolvemos con una toalla y dejamos actuar por una hora mínimo.

    Luego de ese tiempo nos lavamos el cabello normalmente.

    Si tenemos un poco de grasitud en el mismo, procedemos de igual forma, pero al aceite tibio le agregamos 3 dientes de ajo y dejamos reposar dos días.

    Retiramos el ajo cuando pasó ese tiempo y hacemos el resto igual (masaje, tiempo de espera y lavado).

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información