Cómo hacer una crema casera con óxido de zinc

Cómo hacer una crema casera con óxido de zinc

A menudo, el óxido de zinc se utiliza para crear plásticos y otros textiles. Sin embargo, este elemento cuenta con increibles propiedades relacionadas con el cuidado de la piel, como por ejemplo, da protección contra los rayos solares o también para dar batalla al molesto acné.

Aunque es fácil encontrar diferentes cosméticos que incluyen el óxido de zinc, en este post vamos a conocer cada uno de los pasos para crear una crema casera con óxido de zinc de forma simple.

Ingredientes

  • 13 gramos de óxido de zinc.
  • Media medida de aceite de rosa mosqueta.
  • 1 medida de aceite de vitamina E.
  • 40 gramos de manteca de karité.

Procedimiento

Es importante mencionar que la crema casera de óxido de zinc es muy buena para quitar el acné de la cara como también para la protegerse del sol, gracias a los ingredientes naturales que contiene la crema.

El óxido de zinc es un mineral con gran demanda para la elaboración de cremas y cosméticos por las propiedades positivas que tiene. Además esta sustancia brinda propiedades antiinflamatorias que aceleran el proceso de curación como también la cicatrización de la herida.

El aceite de rosa mosqueta es un ingrediente elemental para crear este tipo de crema ya que cuenta con un alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados y en vitaminas (A, B1, B2, E y C).

La vitamina E tiene propiedades ideales para proteger la piel de los radicales libres. Pero también es perfecta para tratar correctamente el acné.

La manteca de karité es un potente regenerador de células y da protección contra las agresiones de los rayos solares.

El primer paso que se debe tener en cuenta para crear la crema de óxido de zinc, es derretir la manteca de karité.

Para lograrlo con éxito, tomar un cuenco de tamaño pequeño y sumar media taza de agua y luego agregar 40 gramos de manteca de karité. Para que este producto se pueda derretir como se debe, hay que calentarla a fuego moderado y revolver con la ayuda de una cuchara.

AL momento que la manteca de karité esté fundida y en estado líquido, sumar a un recipiente estando aún a temperatura alta.

Acto seguido, agregar al mismo recipiente el óxido de zinc.Añadir 13 gramos de este ingrediente y revolver con paciencia mientras se vuelca al bol de cocina.

Después, mientras se revuelve la mezcla de la manteca de karité y óxido de zinc, sumar media cucharadita de aceite de rosa mosqueta y una cucharada de aceite de vitamina E. Es primordial que se siga revolviendo sin pausa el preparado mientras se echa en el bol los 2 aceites.

Cuando se agregó el total de los ingredientes para preparar esta crema natural de óxido de zinc y se revolvió un tiempo prudente hasta lograr una mezcla pastosa y uniforme, añadir toda la mezcla del recipiente en un frasco para cremas. Si no tiene uno disponible en casa, lo pueden comprar en cualquier tienda especializada.

Al momento de tener listo el tarro con la crema, dejarlo en la heladera unos 15 minutos para que la mezcla se transforme en una crema casera de óxido de zinc más sólida. Si paso el tiempo recomendado y todavía tiene aspecto líquido, habrá que esperar hasta lograr la solidificación.

Una vez que se encuentre en estado solido, es momento de usar la crema.

  1. Daniela dice:

    Hola! Si no tengo manteca de karite puedo usar una crema base neutra?

    1. Redacción dice:

      Hola! , si es posible

      Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta web utiliza cookies propios y de terceros para personalizar el contenido, anuncios y tráfico web. Más información